Turismo en Ciudad de Mendoza

El mayor atractivo para realizar montañismo lo constituye el Cerro Aconcagua, con sus 6.962 metros sobre el nivel del mar. El pico más alto de América se encuentra dentro del Parque Provincial del mismo nombre (ubicado a 180 km al Oeste de la ciudad Capital, en el departamento de Las Heras) al cual se accede por la Ruta Nacional N°7, a escasa distancia del límite con Chile.

Cada temporada – que se extiende entre el 15 de noviembre y el 15 de marzo – el Aconcagua atrae a miles de montañistas de todo el mundo, seducidos por sus cumbres imponentes coronadas por glaciares eternos como el Horcones Inferior, que nace en la famosa Pared Sur, el de Los Polacos y el Horcones Superior. En el entorno hay varios cerros que alcanzan los 5.000 metros de altura, entre ellos el Catedral, el Pan de Azúcar y el Tolosa. Quienes pretenden ascender al Aconcagua disponen de alternativas para hacer la expedición. Pueden concretar la expedición por la ruta normal (Noroeste) con un itinerario de 16 días, desde su llegada al aeropuerto hasta su partida, incluyendo las caminatas a distintos puntos del cerro y el descanso y la aclimatación en el campamento de Plaza de Mulas, antes de hacer cumbre.

También existe la opción de realizar una expedición de 22 días, previa aclimatación en el volcán Maipú, de 5.323 metros de altura, situado en las inmediaciones del Área Protegida Laguna del Díamante, espectacular espejo de agua que se halla a 3.300 metros sobre el nivel del mar.

Rafting

Mendoza es una excelente zona para practicar este deporte en cualquiera de los cinco ríos de la provincia: Mendoza, Tunuyán, Atuel, Díamante y Grande.
El rafting -que cuenta con gran número de practicantes- consiste en descender ríos con caudales moderados en balsas neumáticas, con tres a cinco pasajeros y un encargado de dirigir la balsa. Se puede practicar sin experiencia previa, ya que los circuitos para principiantes no tienen gran dificultad. Al contrario, ofrecen un trayecto lleno de diversión y emoción para aquellos que sólo quieren nadar y disfrutar de los chapuzones espectaculares e inesperados.

Como los deshielos se producen en el verano (diciembre a marzo), mientras dura esa estación del año el río Mendoza trae un gran caudal que va desde los 70 a 190 metros cúbicos por segundo y baja a 20 metros cúbicos en el invierno.

La práctica del rafting se puede realizar en rápidos de distinta clase según la época del año, surcando un río que recorre valles y cañones deslumbrantes con el marco de hermosos paisajes de la cordillera. Los rápidos más famosos del río como La Quebrada del ‘60, El Laberinto y Come Hombres te harán vivir una aventura inolvidable, con experiencias deslumbrantes.

En la zona Sur, en el departamento de San Rafael también se puede practicar rafting durante todo el año (octubre a abril) en los rápidos del río Atuel y del río Díamante y en el departamento de Malargüe en el río Grande.

Cabalgata a Potrerillos

Frente a las montañas, algunos piensan que en lugar de gastar sus propias energías en un ascenso, lo mejor es dejar esa responsabilidad a los caballos, para poder disfrutar del paisaje con la intimidad de los que no hacen ruido, ni dejan mayor huella.

A solo 65 km. de Mendoza, la villa cordillerana de Potrerillos, ubicada junto al Río Mendoza y el nuevo Dique con el mismo nombre, brinda un escenario ideal para el descanso, la diversión y la aventura.

Cruce de los Andes en bicicleta

Esta es una aventura donde se mezclan el deporte y la satisfacción de andar en bicicleta (preferiblemente mountain bike) por caminos pavimentados que llevan hasta lo más alto de la Cordillera de los Andes. A lo largo del trayecto entre la ciudad de Mendoza (700 metros de altitud) y Las Cuevas (3.150 metros) en el límite con Chile, se puede gozar con la vista de los cambiantes colores y per manentes “altibajos” de la alta montaña, hasta llegar a ver las nieves eternas y, en muchas ocasiones, tomarla en las manos.

Este programa dura aproximadamente 7 días para lo cual se recomienda entrenamiento previo. Existen muchas subidas largas con bastante desnivel, la más larga de las cuales está cerca del límite con Chile, antes de llegar al túnel internacional. Hay un tramo de nueve km de tierra que es un verdadero desafío por la inclinación del terreno: desde Las Cuevas hasta el Cristo Redentor (4.200 metros de altitud), que delimita Argentina con Chile. Quienes no deseen subir en bicicleta podrán hacerlo en autobús. No obstante, durante todo el recorrido, los ciclistas son asistidos en cuestiones de seguridad y logística por personal especializado que los acompañan en vehículos.

La distancia total de esta excursión es de 260 km que se realizan en etapas para permitir la reposición de energías mediante comidas y descansos adecuados. De este modo, es un verdadero placer combinar el esfuerzo físico con el disfrute del entorno y de largos ratos de esparcimiento con el grupo. Se puede observar de cerca el Aconcagua, el cerro más alto de América, y se conocen además otros lugares de atracción turística e histórica como Picheuta, Los Penitentes, Puente del Inca y el Cementerio de los Andinistas.

Desde Las Cuevas se cruza la frontera y se llega hasta la localidad de Los Andes, en Chile. Son unos 60 km de bajada, con una pendiente muy fuerte al comienzo, en la zona de Caracoles, y suave después, atravesando pintorescos lugares entre los que se halla el centro de esquí “El Portillo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *